Para las próximas elecciones nada debería estar prohibido (tiempo comprado por particulares y partidos en los medios de comunicación, campañas negras, postulación de independientes). Pero su acaso los políticos se resisten a dejar algo sin prohibir que sea una sola cosa: prohibir que los candidatos hablen de otros candidatos. Ahora los periódicos traen como “noticia” lo que uno dice de los otros: que “Anaya es un riquín canallín, dijo AMLO”; que “Que Meade es un tecnócrata neoliberal, dice Anaya”; que “AMLO quiere que México sea Venezuela, dijo Meade”; que “el Bronco es un imbécil, dicen todos”. ¿Qué tipo de noticias son esas? Para que eso funciones, se necesita eliminar completamente el financiamiento a los partidos y que el presupuesto del INE sea para las funciones básicas de organizar elecciones. Eso desestimularía la formación de partidos como negocios familiares.

Please follow and like us:
Pin Share